(CNN) — Volar en clase económica durante un largo periodo es una experiencia que normalmente se soporta en lugar de disfrutarse, pero un diseñador de asientos de avión cree que su modelo podría revolucionar los viajes económicos.

El concepto de asiento de avión Chaise Longue, de Alejandro Núñez Vicente, comenzó a pequeña escala el año pasado, como un proyecto universitario para el entonces joven de 21 años. Rápidamente fue nominado a los Crystal Cabin Awards de 2021 –un premio importante en el sector de la aviación– y el diseño se convirtió en el centro de una oleada de atención en internet tras un artículo de CNN Travel.

Desde entonces, Núñez Vicente no ha dejado de hacer ruido en el mundo de la aviación. Interrumpió su máster para dedicarse al proyecto a tiempo completo. Está en conversaciones con grandes compañías aéreas y empresas de fabricación de asientos. Consiguió una fuerte inversión que le ha permitido desarrollar el proyecto.

Pero mientras algunos se maravillan con la innovación de Núñez Vicente, otros rehúyen, preocupados por la claustrofobia y convencidos de que sentarse debajo de otra persona sería peor, no mejor, que la actual configuración de la economía del avión.

«Crezco más escuchando las críticas y los malos comentarios que escuchando los buenos comentarios y las flores que me echan», dice Núñez Vicente, en declaraciones a CNN Travel en Hamburgo (Alemania), donde está presentando su diseño en la Aircraft Interiors Expo (AIX) de 2022.

El asiento de avión Chaise Longue expuesto en el AIX 2022 de Hamburgo. (Foto: Francesca Street/CNN)

Su diseño está pensado para el viajero de a pie, por lo que Núñez Vicente dice que está dispuesto a escuchar lo que los posibles viajeros tienen que decir, ya sea positivo o negativo.

«Mi propósito es cambiar los asientos de la clase turista para bien de la humanidad, o para toda la gente que no puede permitirse pagar pasajes más caros», dice.

Núñez Vicente está dispuesto a recibir aún más comentarios esta semana. La AIX es una de las mayores ferias de aviación del mundo, y en ella va a estrenar el primer prototipo a escala real de su diseño.

CNN Travel pasó por allí para conocer cómo podría ser volar en un asiento de avión de dos pisos.

Probando el concepto

En primer lugar, el nivel superior. Núñez Vicente diseñó el prototipo con dos peldaños en forma de escalera para que los viajeros accedieran al nivel superior. Es un poco precario, pero, una vez arriba, el asiento es espacioso y cómodo, y hay mucho espacio para estirar las piernas. Los asientos del prototipo no se mueven, pero cada uno está colocado en una posición diferente para indicar cómo podrían reclinarse.

El diseño de Núñez Vicente prescinde de la cabina de arriba. En su lugar, diseñó un espacio entre los niveles superior e inferior para que los viajeros puedan guardar el equipaje de cabina.

En los amplios salones del centro de conferencias de Hamburgo, es difícil imaginar cómo sería estar tan cerca del techo de la cabina. Núñez Vicente calcula que habría unos 1,5 metros de separación entre el pasajero sentado y la parte superior del avión. Sostiene que, aunque un viajero no podría mantenerse erguido en ese espacio, muchos ya no pueden hacerlo en las filas económicas normales, aunque, presumiblemente, los viajeros más altos se verán aún más reducidos por este diseño.

Lo siguiente es probar la fila inferior de asientos. La frustración de Núñez Vicente por la falta de espacio para las piernas fue el impulso original para el diseño, y al no tener un asiento en el mismo nivel delante de mí, me permite estirar las piernas, y hay un reposapiés para mayor comodidad.

Aun así, como el otro nivel de asientos está directamente encima de mí y en mi línea de visión, se siente bastante claustrofóbica. Pero si no te importan los espacios reducidos, y piensas simplemente dormir todo el vuelo, podría ser una solución eficaz.

Los siguientes pasos

Los asientos tipo capullo cuentan con un reposapiés para que los pasajeros puedan estirar las piernas. (Foto: Francesca Street/CNN)

El asiento Chaise Longue se concibió inicialmente para el avión Flying-V, un nuevo concepto de avión que se está desarrollando en la Universidad Tecnológica de Delft, el alma máter de Núñez Vicente.

Ahora, calcula que el diseño podría aplicarse en un Boeing 747, un Airbus A330 o cualquier otro avión de fuselaje ancho de tamaño medio o grande.

Núñez Vicente es ambicioso y confía en que su diseño pueda hacerse realidad, pero también reconoce que las ideas inusuales de asientos de avión no suelen pasar del concepto a la realidad. Es un proceso largo, y las estrictas normas y reglamentos del sector pueden convertirse en obstáculos.

Además, el asiento económico de un avión no ha cambiado realmente en décadas, aunque los diseñadores hayan propuesto muchos conceptos renovados.

Una de las frases que recibo con frecuencia es: «Si no está roto, ¿por qué cambiarlo?», admite Núñez Vicente. «Si los pasajeros siguen volando en los peores asientos de clase turista, ¿por qué vamos a darles una mejor opción? Se gana dinero. Ese es el objetivo de la aerolínea al fin y al cabo, no hacer su vuelo mejor».

Aun así, el diseñador de asientos ya está trabajando en el siguiente paso de su proceso: diseñar la estructura para que sea más ligera que su versión actual.

Espera poder colaborar con una aerolínea o un fabricante de asientos para conseguirlo.

«En este momento, estamos mostrando al mercado lo que tenemos. Y estamos dejando que el mercado venga a decirnos lo que tenemos que hacer después», dice.

Puede que Núñez Vicente colabore ahora con expertos del sector con años de experiencia, pero el proyecto comenzó en el dormitorio de la casa de sus padres, y su familia sigue siendo una parte importante del proceso.

Está en el AIX con sus padres, que llevaron el prototipo de Chaise Longue en una furgoneta por toda Europa y le ayudaron a montar el asiento en el lugar.

«Por supuesto, al principio, nadie esperaba que esto llegara a ser tan grande hasta el punto en el que estamos hoy. Pero todos sabían que iba a ser capaz de hacer algo», dice Núñez Vicente.

«Si me hubieras preguntado antes, te habría dicho que tal vez fuera solo un proyecto universitario. Si me preguntan ahora, después de todo el [trabajo] duro, después de todo el esfuerzo de mucha, mucha gente… diría que ahora esto es más una realidad.

«Lo vemos como el futuro de la clase económica».

from Aviación: noticias Aviación. Últimas noticias de CNN https://ift.tt/7fZVMjw
via IFTTT