Especialistas en medicina espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA) han confiado a la tecnológica GMV el proyecto ALISSE, para cuidar de la salud de los astronautas en vuelo.

Este programa va a desarrollar  una tecnología de inteligencia artificial, que asista a los astronautas en la adquisición de imágenes de ultrasonido, con alta calidad diagnóstica, en diferentes órganos afectados por las condiciones de los viajes espaciales tripulados.

Los médicos especialistas podrán identificar de forma remota y desde tierra las afecciones que pudieran sufrir los astronautas en una etapa temprana y poner remedio para evitar su avance. El socio clínico del proyecto es la Sección de Radiología de Urgencias del Hospital Universitario La Paz de Madrid. Por su parte, investigadores del grupo de Física Nuclear de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) colaboran en la generación de simulaciones extremadamente realistas para mejorar el sistema en un entorno tan desconocido como el espacio exterior.

Los astronautas son profesionales que gozan de buena salud. Con una vista perfecta y buena forma física, alto nivel muscular, flexibilidad y destreza manual. Sin embargo, el espacio es un entorno muy hostil para el cuerpo humano. Muchos de nuestros órganos son propensos a sufrir enfermedades por la falta de gravedad en este hábitat, o por la exposición a la radiación cósmica. En él se suele producir pérdida de masa ósea y muscular, deterioro de la función hepática, aumenta la probabilidad de formar cálculos en el riñón y trombos, el ojo se vuelve hipermétrope, etc. La radiación cósmica tiene también un impacto muy negativo en el bazo, el sistema inmunológico y el corazón.

Llegar a padecer estas patologías, no solo es importante por su impacto en el desempeño de los astronautas, sino también por las posibles complicaciones médicas derivadas que pudieran requerir cirugía o la evacuación. Para solventar esta situación, GMV propone una solución que permite a personal no especializado en radiología obtener imágenes de ultrasonido clínicamente relevantes de los órganos que podrán ser enviadas a la Tierra para su análisis e interpretación por médicos especialistas. El software que GMV desarrolla en el proyecto ALISSE ayudará a realizar los estudios de imagen ecográfica de acuerdo con los protocolos de cada órgano, y a guiar en tiempo real a cualquier miembro de la tripulación con conocimientos básicos de anatomía.

 

The post La ESA confía a GMV la vigilancia de la salud de astronautas en vuelo appeared first on Fly News.

from Fly News https://ift.tt/X1Umt3i
via IFTTT