Cuando crecí como entusiasta de la aviación en Brasil, escuchaba cada cinco minutos que el peor avión para volar, a nivel nacional, era el Airbus A321 operado por TAM – ahora LATAM. ¿Por qué? Por sus 220 asientos y su distancia entre asientos que sería, en opinión de estos viajeros, la más pequeña del país.

Pero ya ves qué diferencia hacen 10 años: TAM se unió a LAN para hacer LATAM y esta gran aerolínea sufre ahora la competencia de aerolíneas como JetSMART. Y la semana pasada, el primer A321neo de JetSMART salió de la fábrica. ¿El número de asientos? 244… 24 asientos más que el A321 de TAM en el mismo fuselaje básico.

Añada el hecho de que Airbus afirma que el A321neo consume un 20% menos de combustible por asiento en comparación con la antigua generación y tendrá un auténtico monstruo de bajo costo.

Obviamente, esto no se consigue simplemente apretando los asientos más delgados; el A321 que incorpora JetSMART es un «ACF» (Airbus Cabin Flex), un proyecto que aplica pequeños cambios en la configuración de las puertas, en comparación con los antiguos Airbus A321neo, para dejar espacio para aún más asientos.

Así que, aunque piense que añadir aún más asientos a un fuselaje ya abarrotado podría ser algo malo… no hay mucha diferencia entre el paso que experimentará de un «viejo» A321 a uno de estos 244 asientos. El espacio entre los asientos es prácticamente el mismo: unas 28 pulgadas.

Lo más importante, pues, es la eficiencia que pueden crear aviones como el A321 con la cabina ACF. Al transportar un 9% más de personas con el mismo fuselaje, el coste unitario se vuelve lo suficientemente bajo como para que las aerolíneas estimulen aún más la demanda, transportando aún más pasajeros.

Es una lógica que, en Europa, introdujeron por primera vez las compañías low cost, especialmente Ryanair. La aerolínea recibió un nuevo impulso en este sentido al empezar, el año pasado, a incorporar a su flota el Boeing 737 MAX 8200.

El avión, que la compañía etiquetó como «Gamechanger» para evitar el uso de la palabra «MAX», realmente hace honor a su nombre: aunque es esencialmente un Boeing 737-800 remotorizado, ahora puede transportar 197 pasajeros en lugar de 189. Suma las ventajas del nuevo motor con el hecho de que puede transportar aún más personas, reduciendo aún más los costos.

Aunque es un ejemplo anecdótico, he volado varias veces en los MAX de Ryanair, y puedo garantizar que el espacio entre asientos es el mismo que vi en sus 737 NG – por cierto, escribí sobre mi primera experiencia en el 8200: puedes leerlo pinchando aquí.

Ryanair ha conseguido meter 197 asientos en un 737-800; los resultados son tan impresionantes que la aerolínea llama al avión -con razón- el «Gamechanger».

Volviendo a Airbus, los beneficios para los consumidores son visibles en Europa por las alas de la aerolínea húngara de bajo costo Wizz Air. La aerolínea, que ya era grande en la parte oriental del continente, está creciendo agresivamente hacia el oeste.

Como la parte occidental del continente se enfrenta a una mayor competencia (y también está más expuesta a los aviones MAX 8200 de Ryanair), la cabina ACF se convierte en un activo muy importante para ellos.

Tomemos el ejemplo de Rumanía; allí Wizz es, con diferencia, la mayor compañía aérea, con 4.970 salidas desde y hacia el país este mes, según la aplicación Diio Mi de Cirium — Ryanair tiene 1.630. De ellos, apenas 1.068 son operados por aviones neo.

En Italia, sin embargo, de las 6.724 salidas hacia y desde el país operadas por Wizz, 4.384 son operadas por aviones neo. Esta cifra es casi tan grande como toda su operación en Rumanía, pero la proporción de aviones neo en el país es casi el triple que en la nación de Europa del Este.

Esto se debe potencialmente a la competencia directa a la que se enfrentan en sus bases italianas: Ryanair opera 29.198 vuelos desde y hacia el país este mes, según Cirium.

Esto demuestra la importancia de estos nuevos aviones para Wizz. Sin ellos y su menor costo unitario, la compañía probablemente no sería tan agresiva en estos nuevos mercados como lo es ahora. Y la aerolínea es muy agresiva: es muy fácil encontrar tarifas por tan sólo 4,99 euros.

Y esa es una lógica que muy probablemente importará (bueno, ya lo ha hecho) Latinoamérica con JetSMART, que cuenta con el respaldo de Indigo Partners: el mismo fondo que fue, hasta 2021, el mayor accionista de Wizz.

Así que mientras pueda seguir estimulando la demanda con tarifas bajas, estos aviones serán muy bienvenidos; en este caso, 244 asientos en un A321 es mucho mejor que 220… y lo que es mejor, con el mismo espacio entre asientos que antes.

The post Opinión: 244 asientos en un A321 es algo bueno, en realidad appeared first on Aviacionline.com.

from Aviacionline.com https://ift.tt/nJLF4i9
via IFTTT